NUESTRO PROPOSITO, VISION Y MISION

La Iglesia fue creada por Dios para cumplir con los propósitos divinos. Si una Iglesia ha de crecer y permanecer a través de los años, si será de bendición a muchos y de influencia positiva a la comunidad, será porque cada miembro de la misma, comenzando con los Pastores, buscarán cumplir la misión que Dios le ha asignado en la tierra y ser así la Sal y la Luz en este Mundo.

Nuestro propósito como Iglesia y Familia, al igual que todo lo demás en el universo, es glorificar a Dios, Desarrollando una Iglesia, fundamentada en la suficiencia de las Sagradas Escrituras y formada por discípulos de intima communion con Dios y entre ellos mismos, que caminen en integridad de corazón y con un testimonio público que impacte su esfera de influencia.

La Iglesia existe para llevar a cabo, a cualquier precio y sobre todo obstáculo los supremos propósito divinos que están descritos en las Escrituras y que a continuación se describen:

  • Adorar y Glorificar a Dios sobre todas las cosas (Efesios. 1:4-6; 3:20-21).

La Iglesia existe para adorar y glorificar solo a Dios. Todo lo que la Iglesia hace debe apuntar hacia este objetivo supremo. Cristo es la cabeza de la Iglesia, su bendita persona y su obra de salvación, por nosotros deben ser exaltadas en todo lo que se hace en ella. De hecho, el objetivo de glorificar a Dios debe dirigir todos los actos del cristiano. ( 2 Ts. 1:11-12; 1 Pedro. 4:11 )

  • Dar testimonio al mundo por medio de la predicación del evangelio (Mateo. 28:9; Marcos. 16:15; Hechos 1:8).

La predicación del evangelio es una prioridad en la Iglesia. El deseo del Señor es que todo los hombres sean salvos (2 Pedro. 3:9). El mandato del Señor Jesucristo fue claro: "Predicar el evangelio a toda criatura", esto lo hace la Iglesia a través de dos importantes labores, las cuales vemos reflejadas en el mandato de Cristo y en la labor de las primeras Iglesias, esto es, la obra evangelistica y la obra misionera.

  • Edificar a los creyentes para que llegemos a ser como Cristo (Efesio. 4:11-16).

La meta máxima del creyente es ser como Cristo; y esto es lo que Dios quiere hacer en nuestras vidas. Él no solo quiere salvarnos, también quiere cambiarnos para que lleguemos a ser "conformes a la imagen de su Hijo" ( Romanos. 8:29). Dios quiere formar el carácter de Cristo en nosotros, y es por medio de su Espíritu, su Palabra Bendita y la Iglesia que lo hace.

  • email-icon
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

Primera Iglesia Bautista

816 B St.

South Sioux City, NE. 68776 

Pastor:  Leoncio Amaya

(712) 577-0585

For English call: (712) 899-8352